El problema es. Que las heridas quedan. En mi piel, en mis pulmones, en mi sangre, en todas partes. Aunque mañana vea el día, el día está nublado por mis heridas pasadas. Las nubes forman pinturas nuevas pero las veo con bordes mal hechos. Veo el cielo con nubes grises porque llevo en el alma el humo. El problema es. Que las marcas me marcan para siempre. El problema es. Que no hay un “para siempre”. El problema es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s